Uncategorized

Las medias de los flamencos

Una ilustración que hice a partir de este hermoso cuento de Horacio Quiroga, del que pongo un fragmento:
“(…) Cuando vieron a tos flamencos con sus hermosísimas medias, todos les tuvieron envidia. Las víboras querían bailar con ellos únicamente, y como los flamencos no dejaban un Instante de mover las patas, las víboras no podían ver bien de qué estaban hechas aquellas preciosas medias. Pero poco a poco, sin embargo, las víboras comenzaron a
desconfiar. Cuando los flamencos pasaban bailando al lado de ellas, se agachaban hasta el suelo para ver
bien. Las víboras de coral, sobre todo, estaban muy inquietas. No apartaban la vista de las medias, y se
agachaban también tratando de tocar con la lengua las patas de los flamencos, porque la lengua de la
víbora es como la mano de las personas. Pero los flamencos bailaban y bailaban sin cesar, aunque
estaban cansadísimos y ya no podían más. Las víboras de coral, que conocieron esto, pidieron en
seguida a las ranas sus farolitos, que eran bichitos de luz, y esperaron todas juntas a que los flamencos se
cayeran de cansados. Efectivamente, un minuto después, un flamenco, que ya no podía más, tropezó
con un yacaré, se tambaleó y cayó de costado. En seguida las víboras de coral corrieron con sus farolitos
y alumbraron bien las patas de! flamenco. Y vieron qué eran aquellas medias, y lanzaron un silbido que
se oyó desde la otra orilla del Paraná. –¡No son medias! –gritaron las víboras–. ¡ Sabemos lo que es!
¡Nos han engañado! ¡Los flamencos han matado a nuestras hermanas y se han puesto sus cueros como
medias! ¡Las medias que tienen son de víboras de coral Al oír esto, los flamencos, llenos de miedo
porque estaban descubiertos, quisieron volar; pero estaban tan cansados que no pudieron levantar una
sola pata.(…)”

Anuncios
Estándar
Calentamiento global

Calentamiento global

calentamiento-global-1

Ante que nada, feliz día de Santa Cecilia, es decir, feliz día de la música. Y para conmemorarlo, no se me ocurrió mejor manera que subir este dibujo que no tiene nada que ver; pero bueno, es lo que dibuje, no se me ocurrió ninguno con músicos o con bateristas. Se inaugura así la nueva serie sobre el calentamiento global, serie que espero poder finalizar antes de diciembre, cuando empezará el desafío de los galimatías diarios. Manténganse al tanto. Saludos musicales (que no me imagino como podrían ser).

Estándar
Uncategorized

Nido de caranchos

carancho

En lo que probablemente sea la entrada más angosta de todo el blog, hoy presentamos toda la sofisticación del humor lunar condensada en este marcador para libros que le hice a la Juli. No me juzguen tan duramente, yo creo que es un chistazo. Si a ustedes no les da gracia es porque no tienen mi sensibilidad para el humor inteligente.

Si quieren un marcador para libros, contácteme por este medio o llamen al 0800-mirenquelespuedetocarunchistepeor.

Estándar
Fondos buitres

Buitres Go Home

Buitres go home 2

La angustiante realidad de los buitres en el zoológico de Córdoba:”Fondos camellos, fondos bisontes, fondos osos hormigueros… con tantos animales, ¿a quién se le ocurrió lo de “fondos buitres?” piensan ellos, ante el repudio del público…y es que, en el fondo, los buitres son buenos.

Estándar
Fondos buitres

Cris sin fondos para los buitres

Cris sin fondo para los buitres 2

-Bueno, vamos a comenzar con una serie dedicada a los deleznables fondos buitres, y a los impúdicos gorilas que desean que gastemos todo nuestro alimento en una sola jaula. Diálogo (leasé con tonada porteña): “-Má, ¿me das alimento para tirarle a los osos? ” “No hijo, lo último que tenía se lo tiré a los buitres”. Técnica: pastel y carboncillo

Estándar
Uncategorized

Editorial: ¿Alguien quiere pensar en los cocodrilos?

coco borracho

Este dibujo denuncia un gran problema de salud pública que por mucho que intentemos ignorar se hace cada vez más patente: los cocodrilos alcohólicos. Mientras los medios tratan el tema de manera irresponsable y el Estado mira para otro lado, es imposible ignorar ya a estos grandes reptiles desmayados en la vía pública, que se constituyen ya en un paisaje habitual en nuestra ciudad. ¿Será hora de aplicar la ley seca para animales?

Estándar